Atributos

Disminuye el riesgo de aumento de los niveles de colesterol y el riesgo de desarrollar enfermedades al corazón. Además contribuye a la pérdida de peso corporal, estimula la función inmune dentro de las células del cuerpo. Al ser bajo en grasas contiene un aminoácido llamado “Triptófano”, el cual ayuda al buen funcionamiento de los neurotransmisores, mensajeros químicos al cerebro, que se encargan de la transmisión de los estímulos nerviosos, los cuales tienen importantes funciones en la regulación del sueño, apetito y ánimo.

Por ser un producto lácteo, bajo en grasas, posee un alto contenido de vitamina B2 y B12, la primera esencial para el metabolismo de la energía, y la segunda para la formación de las células rojas de la sangre y el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Los probióticos son microorganismos vivos que se agregan a los alimentos o a los medicamentos y que ejercen efectos benéficos en la salud de los sujetos que los consumen. Los probióticos pueden ser de origen bacteriano y de levadura. Los bacterianos forman parte de la flora bacteriana intestinal y se les ha denominado flora bacteriana transitoria, ya que permanecen en el intestino por poco tiempo, multiplicándose sin colonizar. El otro tipo de flora bacteriana se denomina residente, es el tipo de microorganismos que han vivido desde la implantación inicial de la flora bacteriana, esto ocurre a partir de las cuatro primeras semanas de vida y predomina en el intestino.

El calcio es un mineral presente en muchos alimentos. El cuerpo necesita el calcio para mantener los huesos fuertes y llevar a cabo muchas funciones importantes. Casi todo el calcio se almacena en los huesos y los dientes, donde apoya su estructura y rigidez. El cuerpo también necesita calcio para que los músculos se muevan y los nervios transmitan mensajes del cerebro a distintas partes del cuerpo. Además, el calcio ayuda a que la sangre circule a través de los vasos sanguíneos por todo el cuerpo y a liberar hormonas y enzimas que influyen casi todas las funciones del cuerpo.

Las proteínas son los materiales que desempeñan un mayor número de funciones en las células de todos los seres vivos. Por un lado, forman parte de la estructura básica de los tejidos (músculos, tendones, piel, uñas, etc.) y, por otro, desempeñan funciones metabólicas y reguladoras (asimilación de nutrientes, transporte de oxígeno y de grasas en la sangre, inactivación de materiales tóxicos o peligrosos, etc.). También son los elementos que definen la identidad de cada ser vivo, ya que son la base de la estructura del código genético (ADN) y de los sistemas de reconocimiento de organismos extraños en el sistema inmunitario.